La principal actividad del centro es recreativa, mutualista y beneficente. Destaca el papel del centro en el asesoramiento y tramitación de expedientes a gallegos sobre bolsas, ayudas, viajes, reencuentros y también para la juventud. Para estas tareas cuentan también con una oficina en la que tres empleados atienden, de una forma totalmente gratuita un promedio de 30 personas por día en su mayoría de la tercera edad.

Unido a lo anterior, organiza numerosas actividades socioculturales y recreativas, entre las que destacan las clases de coro, gaita, y danza gallegas, así como cursos de lengua y literatura gallegas y de extensión cultural.

Es de señalar que, en el año 2004, el director del Instituto de Estudios Gallegos de Buenos Aires, D. Adolfo Lozano Bravo, impartió un curso de lengua y cultura gallega que fue subvencionado directamente por las Direcciones Generales de Política Lingüística y de Emigración de la Xunta de Galicia.